Blog: Álvaro Bisama obtiene el Premio Municipal de Literatura 2011

Escritor, crítico literario, profesor de literatura, cronista y devorador de lecturas. Todo eso hace que Álvaro Bisama sea un hombre de libros de tomo y lomo, que a sus 36 años suma un nuevo reconocimiento a su carrera: el Premio Municipal de Literatura de Santiago 2011, en la categoría novela gracias a Estrellas muertas (Alfaguara, 2010). Por ello repasamos un fragmento de la conversación que Trazo mi Ciudad tuvo con el escritor en los rincones del Persa Biobio, donde comenta parte del sentido de su obra y compara su última novela con sus trabajos anteriores.

(para ver el capítulo completo click aquí)

El Premio Municipal de Literatura se entrega desde 1934, es uno de los más importantes de la literatura nacional y entre sus galardonados se encuentran autores de la talla de María Luisa Bombal, Nicanor Parra, Roberto Bolaño, Germán Marín, Roberto Brodsky, Guillermo Blanco, Sergio Vodanovic, Poli Délano y Francisco Coloane, entre otros.

En las otras categorías ganaron Pablo Toro (cuento) con Hombres maravillosos y vulnerables; en poesía, Víctor López, con Guía para perderse en la ciudad, y en ensayo, José Santos-Herceg por Conflictos de Representaciones. Todos los ganadores obtendrán $ 2.500.000 y un diploma alusivo. Entre el jurado, de 16 integrantes estuvieron Marta Blanco, Marcelo Simonetti, Jaime Collyer y Manuel Peña.

Sobre Álvaro Bisama

Valparaíso, 1975. Es escritor y profesor de literatura. Ha colaborado en diversos medios de comunicación como La Tercera, The Clinic, El Mercurio y las revistas Etiqueta Negra y Rolling Stone. Actualmente hace clases en varias universidades y escribe en revista Qué Pasa sobre literatura y cultura pop. En 2007 fue elegido para Bogotá 39, nómina que seleccionaba a los narradores jóvenes más importantes de América Latina. Es autor de los libros de ensayo y crónica Zona cero, Postales urbanas y Cien libros chilenos y las novelas Caja negra y Música Marciana.

Estrellas muertas

Una fotografía trae al recuerdo un pasado largamente olvidado: hombres y mujeres a la deriva en un puerto gris; una revolución que nunca llegó; hoteles terminales, jarabe para la tos y hardcore punk. Entre todo aquello planea el esfuerzo de algunos de sus protagonistas por mantenerse vivos aferrándose a ideales que ya no existen. A formas de vida que el presente ya enterró. Estrellas muertas vuelve sobre los paisajes de una década extraviada. La vida de una dispar pareja comunista en una provincia y un tiempo confuso: los primeros años de la transición chilena y lo que éstos significaron para una generación completa. Una historia donde el deseo raya con el espanto, el compromiso con la tragedia y la memoria con su propio despeñadero. Una novela sobre la resaca de una revolución frustrada. Un relato tan íntimo como conmovedor sobre amores que lindan con el desamparo, mientras hilan la crónica de un tiempo que nunca fue. Un racconto de las señales de un mundo desaparecido, del que queda sólo la luz trágica del abandono.

 


Compartir